Fomento de la participación juvenil

La participación de los jóvenes en la sociedad es vital tanto para la propia sociedad en la que viven como para su propio desarrollo personal. Desde la educación no formal se fomenta el proceso de autonomía y socialización de las personas, la participación en la vida social y en general en la lucha contra la exclusión. Es importante participar en procesos de educación no formal especialmente durante la época juvenil, para luego poder seguir haciéndolo cuando eres adulto.

La Dirección General de Juventud tiene como objeto hacer efectivo el principio de promoción de la participación activa de las personas jóvenes en la sociedad, ofreciéndoles oportunidades de participar en proyectos europeos y facilitándoles la realización de actividades de voluntariado, con una metodología para aprender a participar desde una edad temprana.

La participación de los jóvenes muchas veces se desarrolla a través del voluntariado. En estos espacios también se desarrollan unas capacidades y competencias que hacen que el joven esté mejor preparado, más activo y comprometido para vivir en la sociedad además de estar muy cualificado para su futuro laboral.